• Liveslow

Live slow y disfrutá más de las cosas

Actualizado: mar 23


Todos sabemos que nos sentimos mejor, tanto mental como físicamente, cuando relajamos y desaceleramos nuestra agitada vida. Disminuir la velocidad no solo significa darnos tiempo para recuperarnos. Estudios sobre esta temática también han mostrado que podemos experimentar más placer cuando disminuimos la tasa de consumo de, por ejemplo, el chocolate que compramos regularmente, la serie que estamos viendo actualemnte en Netflix o nuestra canción favorita.


Un estudio* realizado en 2011 demostró que tendemos a consumir demasiado rápido las cosas que nos dan placer. Eso significa que generalmente comemos el chocolate demasiado rápido, jugamos al videojuego sin interrupciones y escuchamos nuestra canción favorita con demasiada frecuencia. Esto nos hace cansarnos de los estímulos más rápidamente de lo que lo haríamos si redujéramos el consumo.


Esto quizás no suene como una gran sorpresa. Todos sabemos que el exceso de algo generalmente nos hace cansarnos de eso. Sin embargo, la investigación también demuestra que ese consumo demasiado rápido en realidad es el resultado de no entender que tomar pausas entre los periodos de consumo nos impide cansarnos de los estímulos tan rápidamente. Según los investigadores, incluso pequeños intervalos podrían aumentar el disfrute general.


Por lo tanto, la desaceleración no solo aumenta nuestra salud mental y física, sino que también nos permite experimentar más placer al consumir nuestras cosas favoritas. Así que la próxima vez que compres tu chocolate favorito, intentá comerlo lentamente y el momento de disfrute del chocolate no solo durará más, sino que tu disfrute general del chocolate aumentará.


*Artículo: ”Slow Down! Insensitivity to Rate of Consumption Leads to Avoidable Satiation” por Galak, Kruger y Loewensten, 2011.

0 vistas