• Equipo Liveslow

"Soul" y el modo en que elegimos vivir

Actualizado: may 13


"Soul", la película que ha ganado el Oscar como mejor Película Animada 2021, invita a mirar hacia adentro, para descubrir el propósito personal y el sentido de la vida. El secreto está en poner el foco en disfrutar de las pequeñas cosas.


"Soul" es una película animada estadounidense de aventura, drama y comedia, dirigida por Pete Docter y producida por Pixar Animation Studios. Cuenta la historia de un profesor de música que sufre un accidente antes de poder cumplir el sueño de su vida: convertirse en un reconocido exponente del jazz. Este giro imprevisto lo obliga a evaluar el motivo de su existencia y el sentido de su vida.


En el camino por descubrir el propósito personal, puede que nos atrape la angustia. Soul nos enseña que el objetivo no es alcanzar una meta o un sueño, sino más bien, entregarse al momento plenamente para disfrutar del proceso. Aprender a observar a otras personas e involucrarse con su historia, conectar con la naturaleza, apreciar los momentos que la vida nos presenta.


Es así como la película refleja que en los momentos más ordinarios de la vida es donde encontramos la felicidad. Incluso las tareas cotidianas como observar una hoja cayendo de un árbol, mirar el cielo, comer, escuchar una canción; pueden ser momentos de calma y de reencuentro con nuestro propósito y con la naturaleza, si aprendemos a unir toda nuestra atención plena a lo que estamos haciendo.


Muestra una actitud que tiene que ver con el amor, el agradecimiento y la entrega al momento, generando en las acciones que parecen automáticas un estado, una marca especial.

Observar “lo mismo de siempre” pero con otros ojos, ayuda a desprendernos del modo automático. Observamos desde otras perspectivas, apreciando detalles que tal vez antes no te habías detenido a observar, como si llegaras a un lugar por primera vez, entendiendo que cada momento es único e irrepetible.



La rutina diaria nos hace caer en modo automático, haciendo creer que es aburrida. Es el modo en el que elegimos vivir lo que nos hace conectar con el sentido de la vida.


Viviendo despacio, es decir, apreciando y contemplando lo que hacemos, haciendo las cosas a la velocidad justa, entregándonos al presente, es una manera de apreciar mucho más los momentos y disfrutar más de la vida. La felicidad está en la simpleza, en detenerse por unos instantes a contemplar, viviendo la vida en vez de acelerarla.


¡Te invitamos a ver la película si es que todavía no la viste! Para el final te dejamos algunos ejercicios:


¿Qué te conecta más con vos? ¿Cuál es tu propósito?


Elegí una acción que realizás todos los días y experimentala de manera consciente y 100% presente. Observá si la acción, el objeto y/o el lugar tiene algo nuevo que nunca habías observado o experimentado.


Si te gustó la nota, te proponemos compartirla.





22 vistas0 comentarios